Historia

Un 22 de Enero pero de 1960 Nace Michael Hutchence, vocalista de INXS.

0

El último aliento de Michael Hutchence la mañana del 22 de noviembre de 1997 en la habitación 524 del Hotel Ritz Carlton de Sidney fue un intento más -y desesperado- por trascender. El vocalista y fundador de la banda australiana INXS, un ícono del pop en el ocaso de la década del 80 y los inicios de los 90, había luchado toda su vida por ser reconocido por su condición de artista y no por la cosificación de la prensa que lo había encasillado como un “dios del sexo”. Sus pantalones ajustados y su melena al viento, más un estilo hedonista de vida le dieron pie a los tabloides sensacionalistas del Reino Unido y Oceanía para estigmatizar al cantante como un sex symbol. Y hasta su suicido fue pervertido por la prensa amarillista que informó que la causa de su muerte había sido por hipoxifilia o “asfixia sexual”, una manera de obtener satisfacción sexual a través de la disminución de la respiración.

“Está siendo una pesadilla, la prensa está deshumanizada. En el Reino Unido hay una mentalidad abusona y bastante misógina. Todo esto da mucho miedo. No vivan en Londres, te explotan, te avergüenzan”, declaró Hutchence en una entrevista poco antes de su deceso, cuando explotó en los medios su relación con la presentadora de televisión galesa Paula Yates, quien había dejado al legendario Bob Geldof (el músico, activista político y protagonista de la película The Wall, de Pink Floyd) para estar con él.

Hutchence nació el 22 de enero de 1960 y a los cinco años se fue a vivir a Hong Kong por el trabajo de su padre, el empresario Kell Hutchence, en una compañía que importaba carne vacuna de Australia, y vino y alcohol de Francia. A los 12, regresó a Sydney y al poco tiempo sus padres se separaron, por lo que se mudó con su mamá a Estados Unidos, donde se encontraba su hermana Tina. Hutchence fue un hombre muy mimado -en principio por su madre, Patricia Glassop-, un fiel exponente de la generación baby boomer.

Michael al frente de INXS. (Reuter)

Michael al frente de INXS. (Reuter)

En su infancia, agudizó el oído con buena música: le gustaban Ella Fitzgerald y Frank Sinatra, y The Beatles y los Rolling Stones. En el inicio de los años 80, Hutchence estaba de regreso en Sydney y al terminar sus estudios cumplió el sueño de formar una banda. Como la mayoría de los músicos, Hutchence y algunos compañeros empezaron en pubs haciendo covers. 

INXS (por fonética in excess, en exceso) se creó en el auge de los 80 y Hutchence era la mente detrás de las letras y las melodías del grupo, que se hizo su lugar en la esfera rockera tras ser descubierto por Garry Morris, el manager de la banda australiana Midnight Oil. El vocalista tenía un carisma especial que atrajo la mirada del público.

A cuatro años de lanzar sus sencillos “We Are The Vegetables” y “Simple Simon”, la banda realizó su primer tour mundial. Y alcanzó la cima a fines de los 80 y a inicios de los 90 cuando fue nominada en tres ocasiones a los premios Grammy (1988, 1990 y 1993). El tema “New sensation” es un clásico del pop característico de la época.

En 2019, a 18 años de su muerte, la historia de Hutchence dio un nuevo giro con el estreno del documental Mistify de Richard Lowenstein (está en Netflix) que recopila videos caseros grabados por el cantante y testimonios de familiares, amigos y amigas, y sus parejas más conocidas. Allí se abre una puerta a una nueva hipótesis sobre el declive emocional del artista. En 1992, en Copenhague, sufrió un accidente que le causó un daño cerebral irreparable. Un taxista lo golpeó mientras iba a buscar una pizza junto a la que por entonces era su pareja, Helena Christensen: “Se quedó inconsciente en el suelo y le salió sangre por la boca y el oído. Pensé que había muerto. Cuando despertó en el hospital se puso tan violento que los enfermeros le dejaron irse sin hacerse más pruebas”, reveló en el film la modelo. Las secuelas -la pérdida del olfato y el gusto a largo plazo- lo arrojaron a una especie de bipolaridad emocional.Play VideoVideo: El trailer oficial de Mistyfy

El accidente potenció sus inseguridades y el trastorno de bipolaridad, más el consumo de antidepresivos, alcohol, cocaína y heroína lo transformaron. En tanto, el ascenso de bandas como U2 y Oasis comenzaron a afectar el éxito de INXS.  Y en los Brit Awards de 1996 tocó fondo. Fue el encargado de entregar el premio al mejor videoclip: abrió el sobre y anunció a Oasis como el ganador por “Wonderwall”. Los hermanos Gallagher se subieron al escenario, Liam lo trató con simpatía y hasta se dieron un abrazo y un beso. Pero al finalizar el discurso, Noel le tiró un dardo envenenado: “Los que pasaron de moda no deberían presentar a los nuevos”, dijo y el auditorio se quedó en silencio hasta que asomaron tímidos algunos abucheos. Tras bambalinas, Michael estaba devastado: había sido humillado públicamente en el evento del año por el gran ganador de la noche. En el documental, su amiga Martha contó cómo el líder de INXS recibió el golpe: “Ese momento en la vida de Michael fue devastador”. Sin embargo, al poco tiempo, ensayó una venganza elegante en la canción “Elegantly wasted” en el que cambia una parte del estribillo por “I’m better than Oasis” (soy mejor que Oasis).

Nuevo material discográfico de Weezer, OK Human.

Previous article

The Flaming Lips dio su primer concierto de burbujas #FuckYouCovid

Next article

You may also like

Comments

More in Historia